Contenidos

Otros sitios


Secreción


La secreción es el proceso de segregación, elaboración y liberación al exterior de sustancias químicas de una célula. También puede hacer referencia a la propia sustancia química secretada, que puede ser una hormona, un neurotransmisor, una glucoproteína, etc. En contraste con la excreción, la sustancia puede tener una cierta función, más que ser un desecho.

El proceso de secreción implica la fusión de vesículas (que contienen la sustancia que hay que secretar) con la membrana citoplasmática de la célula, liberándose así el contenido de la vesícula al exterior de la célula.

La secreción en humanos incluye, por ejemplo:
* En el tracto gastrointestinal: enzimas digestivas y ácido gástrico.
* En los pulmones: surfactante.

Mecanismo


Secreción
Sistema endocrino
En los humanos, como en todos los organismos eucarióticos, se da un proceso muy evolucionado de secreción. Las proteínas destinadas al exterior se sintetizan en los ribosomas adosados al retículo endoplásmico rugoso. Cuando son sintetizadas, estas proteínas se desplazan al lumen del retículo endoplásmico, donde son glucosiladas. Las chaperonas ayudan al plegado de la proteína. Las proteínas mal plegadas son identificadas en este punto y retrotranslocadas hacia el citosol, donde son degradadas por un proteasoma. Las vesículas que contienen las proteínas correctamente plegadas entran en el aparato Golgi.

En el aparato de Golgi, la glucosilación de las proteínas se modifica, y pueden tener lugar nuevas modificaciones post-translacionales, como la ruptura y funcionalización. Las proteínas pasan entonces a vesículas secretoras que viajan a lo largo del citoesqueleto hasta el borde de la célula. En las vesículas secretoras pueden producirse más modificaciones (por ejemplo, la insulina es obtenida a partir de la proinsulina).

Finalmente, las vesículas se fusionan con la membrana celular en una estructura llamada porosoma, en un proceso conocido como exocitosis, vertiendo sus contenidos fuera de la célula.

Control de la secreción


El gradiente de pH ejerce un control bioquímico estricto sobre el proceso: el pH del citosol es de 7.4, el del retículo endoplásmico es de 7.0, y el del aparato de Golgi 6.5. Las vesículas secretoras tienen pHs entre 5.0 y 6.0. Algunas vesículas secretoras evolucionan a lisosomas, que tienen un pH de 4.8.

Secreción no clásica


Hay muchas proteínas como la FGF1 (aFGF), FGF2 (bFGF), interleukina 1 (IL1), etc, que no tienen una secuencia de señales. No usan el camino clásico del retículo endoplásmico al aparato de Golgi sino que son secretadas por rutas no clásicas.

Células secretoras


Muchos tipos de células humanas tienen la capacidad de ser secretoras. Son células con un retículo endoplásmico y un aparato de Golgi bien desarrollados para poder ejecutar su función.

La secreción que concierne a todas las células se llama constitutiva, mientras que si es específica de ciertas células diferenciadas reciba el nombre de secreción controlada.

La secreción no es exclusiva de los eucariotas, sino que también se da en bacterias.